Πανδημια Pandemia: La esperanza tras la palabra

  • Publicado en Blog

Beatriz Suárez Quijada.
Ceip Ignacio Martín Baró. Valladolid (Castilla y León)
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 “Hay una grieta en todo. Así es como entra la luz...”
           Leonard Cohen

Palabras clave:
Pandemia (Πανδημια) Empoderamiento docente. Actitud. Reflexión. Cambio. Innovación. Vínculo. Deslocalización escolar, Compromiso, resiliencia.

Resumen
En este tiempo convulso en el que muchas de las palabras parecen remitirnos constantemente a la fragilidad que supone la enfermedad: crisis, epidemia, confinamiento, distancia de seguridad, contagio…la palabra clave se llama PANDEMIA.

Ésta ha puesto de manifiesto muchas de nuestras debilidades, preocupaciones y miedos, pero especialmente señala una cuestión que destapa el verdadero problema: la actitud que frecuentemente marca nuestras actuaciones.

Cuando hablamos de Educación señalamos aspectos que deben ser mejorados o que directamente calificamos de obsoletos, frente a la innovación, tecnología y la necesidad de captar la atención de nuestro alumnado con discursos potentes y narrativos.

Estas afirmaciones ponen de manifiesto la importancia de acceder los aprendizajes desde una perspectiva holística, pero también implica no polarizar los argumentos.

 Las voces críticas tienden a cuestionar las actuaciones educativas manifestando las carencias que existen , por ello reclamar la actitud entre todas las opciones puede facilitar que nuestra tarea y pensamiento avancen en la dirección adecuada.

En esta propuesta trataremos de desarrollar otras voces que permitan entender la palabra más allá de su concepción actual transmitiendo un mensaje esperanzador desde la actitud y la reflexión.

Descargar PDF

Versión en PDF

Introducción:

La palabra Pandemia etimológicamente se define como lo “que afecta a la totalidad de un pueblo”, con una clara connotación a lo público. Por ello la Educación en la Pandemia, reclama urgentemente actitud, la necesidad de ver la Nueva Escuela con una mirada que nos acerque a cada individualidad y que rompa los muros que nos impidan ver las realidades de las aulas más allá de su espacio físico.

La situación que provocó la crisis sanitaria ha deslocalizado los espacios educativos permitiendo conocer una escuela diferente que existe y crece en comunidad.

 Por ello “lo que a todos nos afecta” volviendo a la etimología de la palabra, reclama otras definiciones más amables que pueden hacernos reflexionar sobre la calidad de la educación, donde los muros de las escuelas se transformen en verdaderas ventanas hacia la vida.

Desde la etimología de los clásicos a los pensadores actuales como Emilio Lledó, el poeta, novelista y cantautor, Leonard Cohen, y el pedagogo Francesco Tonucci, avanzamos con una mirada transformadora hacia un nuevo panorama educativo que va más allá de las paredes de un aula y alberga todas las identidades, acercando la educación a todos y a todas, a la paideia clásica, más actual ahora que nunca.

Para finalizar mostraremos una experiencia educativa durante el confinamiento que ha tenido lugar en un aula de educación infantil que ilustrará la propuesta.

Argumentario

El panorama educativo durante la crisis sanitaria ha supuesto un cambio relevante para los docentes. Nos hemos adaptado a una enseñanza en el que la fuente principal de motivación: la presencia y la acción entre iguales, se sustituyó por una intervención desde la distancia.

Todo ello ha supuesto una dificultad añadida en un momento en el que la crisis educativa se ha sumado a la sanitaria, incrementando la brecha educativa y poniendo de manifiesto las desigualdades más que nunca.

Por ello en esta propuesta las palabras no se quedan sólo en definiciones, si no que a través de ellas desarrollamos un imaginario en el que los valores, las emociones y los aspectos sociales tiene un papel fundamental en el proceso educativo.

El acompañamiento a las personas con las que tenemos un vínculo educativo y emocional pasa más por ser en el aula que por estar, una actitud que distingue la verdadera corporeidad en el aula frente a la corporalidad.

Estos conceptos han quedado al descubierto con la pandemia, definiendo un modelo en el que la presencia física o corporal de los integrantes del acto educativo, no es una condición sine qua non, ya que la escuela ha permanecido a pesar de las dificultades por las que atravesamos. Por ello se ha transformado derribando los muros y mirando más allá, buscando el sentido a la esencia de la educación, la paideia que los clásicos definieron con total acierto y que ahora más que nunca debemos resignificar.

La experiencia por la que atravesamos ha manifestado la importancia de los valores, de su transmisión a través de la educación. El docente se ha empoderado desde la generosidad y la ilusión llegando a cada hogar en forma de palabra, imagen o voz, porque en cada relato compartido en estos tiempos de educación en la distancia, la esencia de ese ser docente ha traspasado los muros y las pantallas de nuestros equipos, para crear un hilo invisible que ha permitido crecer en comunidad.

Esta experiencia nos ha permitido acceder a nuestro alumnado más allá de los pasillos y aulas, construyendo una escuela nueva con los ladrillos de lo social, de “lo que a todos nos afecta”: optimismo, reflexión, vínculo, cercanía, acompañamientoy esperanza, a través de un profesorado que promueve el diálogo y contribuye a crear ambientes de aprendizaje más allá de los espacios escolares.

En esta propuesta es inevitable hablar de filosofía, ya que la palabra que da nombre a la narración ,Πανδημια nos remite necesariamente a ella.

Desde esa perspectiva nada más oportuno que mencionar al filósofo Emilio Lledó.

En su ensayo: Sobre la educación ( 2018) además de su brillante discurso, define otra palabra que encaja perfectamente en nuestro imaginario: Paideia, describiendo cual es la verdadera educación más allá de las asignaturas y de las paredes del aula : La educación, la paideía, inicia, ya en la infancia, ese proceso de construir el "quien" somos” ( Lledó, E. 2015).


Fig. 1. Emilio Lledó

Volviendo a los clásicos y en concreto, recordando la alegoría de la caverna de Platón (428 a. de C.-347 a. de C.) podemos preguntarnos acerca de sus similitudes con la escuela: ¿Es la escuela ese lugar donde la vida pasa sin saber nada del mundo exterior? ¿Las personas que la habitamos estamos sujetos con las cadenas de unas convicciones obsoletas que nada tienen que ver con la realidad?


Fig. 2. La escuela y la alegoría de la caverna

Entonces quizás cabe pensar que la caverna de la que hablaba el mito debe ser derribada para acceder a la realidad y ver esa luz que nos lleve a reflexionar sobre las verdaderas necesidades que debemos abordar para mejorar nuestro sistema educativo.

La situación que ha provocado la pandemia nos ha dado una visión diferente sobre cómo hacer escuela sin estar en ella. Es como si esa caverna en la que estábamos instalados se haya agrietado y desde cada grieta haya entrado la luz para enseñarnos parte del camino hacia lo real.

That’s how the light gets in.
That’s how the light gets in.
That’s how the light gets in.
Hay una grieta en todo. Así es como entra la luz...”
Leonard Cohen ( Anthem)

Los docentes entonces deben guiar hacia el conocimiento, intentando liberar de las ataduras de lo previsible, lo estático, desde la reflexión, la pregunta y el espíritu crítico.


Fig.3. La luz de la escuela es camino.

Desarrollo de la Propuesta

A lo largo de este tiempo de pandemia la comunidad educativa ha buscado alternativas que pudieran compensar las carencias que ha provocado la crisis sanitaria.

La casa se convirtió en la escuela y todos los hogares fueron espacio de conocimiento.

Por vez primera los docentes y familias abrieron sus casas a toda la comunidad y desde allí vislumbramos una nueva realidad, la que habitamos cada uno de nosotros.

Descubrimos que docentes y alumnado no somos tan diferentes y que todos habitamos los mismos miedos y dificultades.

En esta evidencia y en el intento de llegar a todos y cada uno de los hogares, nos encontramos que no todas las puertas se abren con la misma llave.

Los docentes frente a la pandemia han tenido que improvisar y buscar esa “llave maestra” que abriera todas y cada una de las puertas para llegar al interior de cada familia, niño, niña, joven y adulto aportando normalidad a una situación desconocida.

El resquicio de luz tras la puerta ha sido la vinculación personal y las ganas de llegar a todos y a todas de la mejor manera. Por ello, la escuela de la pandemia debe ser repensada desde la reflexión y tener en cuenta que aquello que ha sido una desventaja ha dado la oportunidad de aprender también.

En vez de pensar en lo que los niños perdieron o deben recuperar, después de la cuarentena, sería mejor evaluar todo lo nuevo que han adquirido
(Francesco Tonucci)

Fig. 4. Francesco Tonucci.

Programación de la propuesta. La educación emocional como hilo conductor

Para documentar la propuesta mostramos un ejemplo de programación que ha tenido lugar durante la pandemia en un aula de Educación Infantil. El aprendizaje ha tenido lugar desde el afecto, el vínculo y el acompañamiento escuela- familia.

La casa se convirtió “en un laboratorio donde los padres han colaborado mano con mano con los maestros en el que cada espacio, desde la cocina hasta un cajón de fotos viejas, se convirtió en la oportunidad de aprender algo nuevo” (Tonucci 2020)

Objetivos:

-Desarrollar emociones
-Acompañar al niño y la niña en la distancia desde la emoción
-Vincular la escuela y el aula
-Organizar el espacio virtual para que transmita emociones.
-Aprender a expresarse y organizar pensamientos positivos.

Contenidos:

-El aula virtual como espacio emocionalmente competente.
-Los cuentos y videos como herramienta emocional.
-Las videollamadas como recurso emocionalmente positivo.
-Creación de textos colaborativos como vínculo entre alumnado y docentes
-La expresión emocional a través de las palabras.

 Metodología.

La educación emocional es un requisito fundamental para que surja el conocimiento, por lo que cualquier metodología que no tenga en cuenta esta premisa, no será efectiva.

Todos los esfuerzos se han puesto en la comunicación, para llegar a cada familia, pero no siempre ha sido suficiente la vía virtual. Las plataformas escolares han ofrecido en muchos casos ese contacto necesario que ha permitido (desde la imagen y la voz) acceder a los niños y niñas que desde sus hogares buscaban el tan necesario vínculo, sin embargo, no es ni será suficiente.

Por ello, el uso de otras herramientas mucho más tradicionales y cercanas ha podido completar o de alguna manera hacer llegar el espíritu de la escuela a cada familia.

Las cartas a través del correo ordinario en el que la maestra enviaba un mensaje positivo para aportar un contacto más estrecho, así como las llamadas telefónicas, han sido otras formas más cuidadas para la acogida y para establecer vínculos emocionales que han permitido adquirir conocimientos y reconocer sentimientos.

Una llamada es más potente que cualquier plataforma, porque la voz se hace presencia y su carga emocional genera motivación, esperanza y aprendizaje.

No por ello hemos obviado cualquier otra herramienta digital, pero siempre priorizando aquellas que lleguen a todos los hogares.

Recursos materiales.

En este aspecto, el principal recurso es el Tándem educativo: docente -alumnado, sin olvidar a las familias como impulsoras y partícipes. Entre todos crearemos el clima necesario para que las emociones sean las que sirvan de hilo conductor para aprender y para expresarnos.

La tecnología es una aliada, pero no la protagonista. El uso de teléfonos para comunicarnos, así como la correspondencia postal, también nos ofrecen posibilidades para transmitir y dejar fluir nuestras emociones.

 En la actualidad utilizamos de manera sistemática los equipos informáticos para acceder a aplicaciones que nos mantienen en contacto y generar ambientes emocionalmente competentes: las videollamadas, recursos en línea, la música, los correos electrónicos , presentaciones educativas y otras han apoyado nuestra labor.

En cualquier caso, las experiencias virtuales no podrán suplir a la presencialidad, ya que ésta cuenta con aspectos fundamentales que permiten acceder al otro de forma espontánea a través de la corporalidad : tacto, olores, lenguaje corporal, etc…, sin embargo, podemos utilizarlas para compensar en cierta manera y a veces completar actuaciones en las que las imágenes, sonidos y juegos sean herramientas potentes para despertar la emoción.

Evaluación:

Evaluar las emociones cualitativa o cuantitativamente es un debate abierto. En nuestro caso conocer como la enseñanza a distancia puede servir como puente para generar vínculos emocionales es imprescindible.

Para ello debemos partir de la situación inicial de nuestro alumnado: con que medios cuentan, que situaciones familiares encontramos, que disponibilidad existe para que alumnado dependiente como el que cursa la etapa de Educación Infantil, pueda acceder, así como nuestra propia capacidad y conocimiento de los medios y herramientas disponibles. Todo ello debe ser evaluado y considerado antes de comenzar a utilizar aquello que sea más favorable a cada realidad.

Desarrollo de la actividad.

Las actividades tratan fundamentalmente de visibilizar las diferentes emociones y la resiliencia frente a las situaciones que nos causan frustración, miedo e inseguridad. Además de crear vínculos emocionales con el alumnado y familias en una situación extrema como fue el confinamiento. Los maestros y familias abrieron una ventana en la que poder encontrarse para aportar normalidad ante la grave crisis sanitaria y personal que se acusó en las familias.

Las actuaciones fueron diversas:

 
Fig. 5 “ Desde la emoción” Video-Narrativa

  
Fig.6. La llamada y video-cuento colaborativo.

 
Fig. 7. Collage de las emociones

 
Fig.8 Representación y expresión de sentimientos a través del arte

Canciones ,frases y poesías encadenadas que se van transformando en un relato colectivo sobre aquello que sienten

Los cuentos como vehículo emocional: Compartimos cuentos a través de los buzones con otros niños, niñas y personas de nuestro vecindario con todas las precauciones.

 
Fig. 9. Álbumes ilustrados.

Videos protagonizados por los niños y niñas en el que muestran diferentes emociones para reconocerlas y aceptarlas.

  • La llamada telefónica: La maestra llama a cada familia para interesarse por cada uno de ellos y mantener vivo el vínculo creado ya en la escuela.
  • La Historia colaborativa en la que cada niño y niña con su familia envían un video, audio, dibujo o nota, expresando un sentimiento hacia sus compañeros y docentes.
  • Retos propuestos a través del correo electrónico a cada familia: “Hacer un collage con las diferentes emociones que aparecen en la familia en un día cualquiera”
  • El arte y la música: disfrazarse de algún cuadro que represente una emoción y que hemos elegido para expresarnos

Video llamadas a través de la aplicación Teams de manera regular para encontrarnos y expresar como nos sentimos.

Cada una de las actividades que hemos preparado tratan de dar espacio y visibilizar a las diferentes identidades que componen la escuela además de dotar de estrategias que permitan un aprendizaje desde la emoción: la sorpresa, el interés y la curiosidad.

En edades tempranas debemos estimular cada emoción para que éstas sean aliadas en el desarrollo integral de cada niño y niña. La distancia nunca es un impedimento si mantenemos un vínculo y apego seguro entre los miembros de la comunidad educativa.

Conclusión

En este argumentario hemos tratado de aportar una visión positiva escuchando las palabras de todos aquellos que han tratado de superar la situación viendo en ella no sólo un problema, si no la oportunidad de un cambio pedagógico más allá de los ladrillos que construyen la escuela, y hacer de ella un lugar flexible que permita acercarnos al conocimiento desde una arquitectura emocional.

La pedagoga argentina Lili Ochoa resume esta mirada educativa a través de su historia de vida. Relata como su padre que vivió la guerra civil española fue testigo de cómo incendiaban su escuela, años más tarde en Argentina formó parte de otra que el mismo creó, porque en palabras de la pedagoga:

” Mi padre tenía el sueño de que una escuela incendiada sólo se sana con una escuela nueva” (Ochoa, 2020).


Fig. 10. Imagen de Sansón en el periódico “El Norte de Castilla”

La idea de seguir construyendo escuela dejando atrás los temores, miedos e inercias, aporta una actitud más allá de la palabra, una visión esperanzadora desde la flexibilidad y la resiliencia y el empoderamiento de la comunidad educativa.

Las palabras de Noah Harari resumen este imaginario con claridad y pertinencia:

“Las escuelas tradicionalmente construyen identidades fuertes como casas de piedra. Ahora tenemos que construirlas como tiendas de campaña que se pueden doblar y mover. (Harari, 2018)


Fig. 11. La nueva escuela.

Referencias bibliográficas

Álvarez González, M. (Coor.) (2001). Diseño y evaluación de programas de educación emocional. Barcelona : Cispraxis.
Aspinwall, L. G. & Staudinger, U. M. (2002). A Psychology of Human Strengths.
Whasington: American Psychological Association.
Bandura, A. (1987). Pensamiento y acción. Barcelona: Martínez Roca.
Bisquerra, R. (2010). La educación emocional en la práctica. Barcelona :Horsori Editorial.
Harari, N. ( 2018). 21 lecciones para el siglo XXI. Barcelona: Debate
Lledó, E. ( 2018).Sobre la educación. Barcelona :Taurus
Mahoney, J y Freeman, A. (1990) Modelo de causalidad en la teoría del aprendizaje social. Cognición y psicología. Barcelona: Paidós
Ochoa, L ( 2020).¿Pedagogías de lo ( in) útil? Madrid: Santillana LAB
Tonucci, F ( 2020). ¿Puede un virus cambiar la escuela? Barcelona: Grao
Valls, C y López Pérez, C. (2013). Coaching educativo. Las emociones al servicio del aprendizaje. Madrid: Innovación Educativa SM.

Como citar:
Suárez-Quijada, B. (2021). Πανδημια. Pandemia: La esperanza tras la palabra Revista Iberoamericana de Docentes https://revistaib.com/blogrevistaib/pi-alpha-nu-delta-eta-mu-iota-alpha-pandemia-la-esperanza-tras-la-palabra

Modificado por última vez enDomingo, 31 Enero 2021 18:43