¿Y si también miramos las tomas de decisiones?

José Luis Castillo.

¿Cómo afrontar el trabajo por competencias y su evaluación? Es complicado, sin duda. Porque se trata de situaciones en las que el alumnado tiene que aplicar aquello que precise del conjunto de capacidades, habilidades, destrezas y actitudes que posee, guiado por emociones y valores, para dar respuesta a situaciones complejas y transferir aprendizajes a diferentes contextos. Y adquirir lo que precise y no tenga.

  • Publicado en Blog

Examen sorpresa

Miguel Ángel Ariza Pérez. EvaluAcción

¿Recuerdas tu experiencia como estudiante?, ¿has escuchado esto alguna vez?: “La próxima semana hay examen sorpresa”, o “Saquen un folio, hay examen sorpresa. Primera pregunta …”.

¿Examen y sorpresa?

Por si cabía la duda, he buscado la definición de ambos conceptos:

  • Publicado en Blog

Evaluación y Castigo

Manuel Jesús Fernández. Evaluacción.

No quiero repetirme mucho, ni repetir algo ya muy conocido: la evaluación tiene dos vertientes: la clasificatoria, sumativa y cuantitativa y la valorativa, formativa y cualitativa. Entender la evaluación más de una forma que de otra, puesto que no podemos, o no debemos, arrinconar ninguna de ellas, indica de manera muy elocuente cómo se entiende y se asume el proceso de aprendizaje.

  • Publicado en Blog

¿De verdad es la evaluación un problema?

Manuel Jesús Fernández Naranjo. Evaluacción

La evaluación es el proceso más complejo de cualquier organización. Decidir qué, quién, cómo, cuándo, a quién y para qué evaluar resulta, en la mayoría de los casos, una de las decisiones más difíciles de tomar. Y lo estamos viendo con el globo sonda, repetitivo en la mayoría de las administraciones, de la evaluación docente. Pero, no quiero entrar en este tema, no por su complejidad, sino porque es sólo un ejemplo de lo anterior y no el tema de esta entrada.

  • Publicado en Blog

Penalizar el error en las calificaciones: fuente de angustia de los estudiantes y nulo rendimiento educativo

Adalberto Raúl Pino Rojas. Cuenca – Ecuador.

Ciertamente, en mi época de secundaria uno de los motivos de “miedo” en los exámenes era precisamente “perder puntos” si cometías errores. Pero, hoy por hoy esta postura no resiste el menor análisis y la considero antipedagógica, en el sentido que no aporta al aprendizaje, sino que genera frustración e indefensión, puesto que, o se olvidó algo o no se pudo resolver una situación dada.

  • Publicado en Blog

Buscando sensatez en la evaluación

José Luis Castillo en EvaluAcción

Yo no soy especial. Lo que se me ocurre a mí se le ocurre a cualquiera. Así que quizá esto también te ha pasado a ti. O te está pasando. Y es que un día, hace ya tiempo (unos 15 años) me pregunté:

  • Publicado en Blog
Suscribirse a este canal RSS