Pedagogías entre los cuidados, las ternuras y las esperanzas

Patricia Guijarrubia

Amanecemos para amar, estrenando  un nuevo  año, colmado de esperanzas, aún con las cicatrices del año que culminó, difícil y complejo para toda la humanidad.

Amanecemos para amar y armar encuentros generosos donde sea posible enseñar y aprender humanizando las aulas.

Amanecemos para amar y alejarnos  del fatalismo y el determinismo, de los agravios y las agresiones, construyendo solidaria y democráticamente otros mundos posibles.

Amanecemos para amar, recobrando  las  experiencias 2020 que serán recuerdos y a la vez aprendizajes, soñamos proyectos educativos presentes y futuros que conjuguen transformaciones urgentes y necesarias para que los dolores, los olvidos y  las injusticias no persistan durante el año a estrenar: 2021.

  • Publicado en Blog
Suscribirse a este canal RSS