Pedagogías entre los cuidados, las ternuras y las esperanzas

  • Publicado en Blog
Ternura Laura Jaite, argentina, la obra se denomina Ternura y la técnica es mixta Ternura

Patricia Guijarrubia

Amanecemos para amar, estrenando  un nuevo  año, colmado de esperanzas, aún con las cicatrices del año que culminó, difícil y complejo para toda la humanidad.

Amanecemos para amar y armar encuentros generosos donde sea posible enseñar y aprender humanizando las aulas.

Amanecemos para amar y alejarnos  del fatalismo y el determinismo, de los agravios y las agresiones, construyendo solidaria y democráticamente otros mundos posibles.

Amanecemos para amar, recobrando  las  experiencias 2020 que serán recuerdos y a la vez aprendizajes, soñamos proyectos educativos presentes y futuros que conjuguen transformaciones urgentes y necesarias para que los dolores, los olvidos y  las injusticias no persistan durante el año a estrenar: 2021.

Descargar PDF

Versión en PDF

Las palabras que siguen buscan generar una reflexión más. Son una continuación, del artículo “Pedagogías pandemiales entre los cuidados y las ternuras” publicado en  “Formación  IB” 1 y en “Novedades educativas” durante en septiembre 2020.

Allí se propuso  indagar los sentidos del término “cuidar” esbozando origen y significados   de la palabra cuidar a lo largo del tiempo. Escrito en plena pandemia buscaba revalorizar las pedagogías que sustentaban las aulas virtuales para continuar educando. Se bosquejaron cuatro posibles sentidos: cuidar es escuchar, cuidar es construir refugios, cuidar es  desplegar las pedagogías de las ternuras y cuidar es inventar.

¿Qué  otros significados  anidan en la palabra cuidar?  

Volver a pronunciar esta pregunta, recorriendo los primeros umbrales del año 2021, entre suspiros y alientos, puede originar otras posibles sentidos. En las escuelas generamos instancias de enseñanza aprendizaje, ejerciendo cuidados amplios y profundos para vincularnos humanamente, para construir comunidad. Pensamos, es decir cuidamos. Cuidamos, es decir pensamos. Estos binomios cobran significados potentes ya que cuidar (poner atención a algo o alguien) comparte origen etimológico con pensar (poner atención a algo o alguien) proviene del latín cogitare (pensar).

En esta segunda oportunidad incorporamos un sentido más a la dupla cuidar/pensar : tejer urdimbres y tramas. Profundizamos el despliegue las pedagogías de las ternuras (en pluralidad y diversidad).

1. Cuidar es tejer  urdimbres y tramas

Maestras y maestros somos tejedoras y tejedores de urdimbres de comunidad, con todas/os y cada uno/o, siempre, más en estos días pandemiales.
 ¿Qué es la escuela si no una comunidad ? Una alianza de hilos visibles o invisibles, el lugar para todas y todos, donde se generan condiciones para enseñar y aprender.

Ahora bien, la comunidad escolara se construye y reconstruye en las profundidades de la solidaridad y la esperanza. Supera colectivamente las tensiones destructivas elaboradas en escritorios pétreos de funcionarias/os que adhieren a sistemas que profundizan diferencias, promueven privilegios y generan políticas de la crueldad: destructivas e individualistas, meritocráticas e injustas, mercantilistas e injuriosas, reproducidas por la complicidad hegemónica de  los medios de (in) comunicación.

Contra viento y marea, las maestros y maestras continuaremos tejiendo  urdimbres, ese conjunto de hilos paralelos longitudinales que  se mantienen en tensión en el  telar, para que las manos concreten diseños imaginados, posibles e imposibles, combinando experiencias y saberes, cuidados y pensares. 

¿Cuántos y cuáles tejidos durante el año pandemial 2020? ¿Cuáles para este  año 2021? ¿Con qué permanencias, con qué transformaciones? ¿Cómo soñamos las bienvenidas  para que comience el ritual de enseñar y aprender? ¿Cómo lo concretamos y sostenemos? ¿Cuántas y cuáles tramas institucionales e interinstitucionales (re) continuaremos tejiendo?¿Qué condiciones físicas/simbólicas urgen y son impostergables?

Maestras y maestros inventamos tantas y tantas formas de dar las bienvenidas y las despedidas virtuales dando continuidad a aquel abrazo pausado que cobró formas inusuales de acompasar, es decir de acompañar en distintos modos y en alterados tiempos de confinamiento.

Y entre bienvenidas y despedidas de un año que pasó humanizamos las pantallas ( denunciando las problemáticas de conectividad y dispositivos) y  armamos  propuestas para que lleguen a las casas: cuadernillos, cartillas, cartas, postales, títeres, bosques diminutos en una taza, libros, cuadernillos, bitácoras, binoculares, diarios de cuarentena (cosidos a mano, ilustrados y hasta con bordados en las tapas!) planos para encontrar tesoros, hojas de ruta, poemas plegados y hasta  libros circulares. La lista continúa y se colma con la creatividad e inmensa  responsabilidad de maestras y maestros que sostuvimos el ritual aúlico transformado, con la certeza de una presencialidad  insustituible. Todas y cada una constituyeron propuestas “tejidas” para continuar educando.

Y para este año 2021 que comienza en diferentes meses y estaciones  : ¿Cuáles serán los hilos? ¿Cuáles las urdimbres/pilares  que sostienen y sostendrán las tramas cotidianas?

¿Cuáles los diseños? ¿Qué lugar tendrán las experiencias dolorosas del 2020 y qué esperanzas construiremos? ¿Qué telares usaremos para tejer textos o textualizar tejidos que nos fortalezcan como comunidad educativa?¿Qué alianzas genuinas tejeremos o retomaremos  entre docentes y familias? ¿Cómo construiremos un telar colectivo  para todes y cada docente compartiendo saberes, experiencias y proyectos, certezas e incertidumbres?

Todo un año para tejer respuestas, tan dinámicas como creativas, tan memoriosas como propositivas, tan reflexivas como generadoras de nuevas preguntas.

2.Cuidar es desplegar la pedagogía de la ternura.

La palabra ternura alude a cualidad de tierno, sus componentes léxicos son terno (tierno, delicado, sensible, cariñoso) más el sufijo ura (actividad-resultado).

En la palabra educación anida la ternura como espacio de cuidado, como nido para emprender nuevos vuelos, ampliar horizontes y desplegar generosidades. ¿Qué es educar sino un acto de total ternura y generosidad?

*Alejandro Cussianovich 2  en su libro “Ensayo sobre la condición humana: “Pedagogía de la ternura” (2010) nos introduce en el origen de la pedagogía de la ternura, destacando que la misma nació para combatir el sufrimiento generado por la violencia y crueldad. No se originó entre pañales, ni es angelical, nació frente un contexto desgarrador.

 “La pedagogía de la ternura intentó desde sus inicios ser un contra discurso que recupera la fuerza del amor basado en la justicia social” (2010)

Esta pedagogía conjuga lo sociopolítico y lo ético, lo  individual y colectivo, lo racional, lo emocional y lo cognitivo,  debe incluir a todas las personas, atravesar  todas las etapas de la vida, y los ámbitos públicos. Algunas veces el constructo pedagogía de la ternura pareciera traducir un deseo de cómo queremos que sea la pedagogía y sus connotaciones didácticas. 

El autor menciona obstaculizadores de la ternura:

el sistema patriarcal, la herencia estoica o militarizante, la reducción al ámbito privado,  la infantilización y  la estigmatización que genera desconfianzas y odios.

Y agrega los procesos propiciatorias de ternura: los movimientos por los derechos humanos y la memoria, los cambios de paradigmas, los movimientos que reconocen derechos, la literatura emancipadora, el fomento y respeto por la diversidad de identidades y  las familias no patriarcales.

¡Sin duda podemos incluir el despliegue de la ESI (Educación Sexual Integral) dentro de estos inmensos procesos propiciatorios!

Todo un año más para incrementar pedagogías propiciatorias de ternura.

*Hacia el sur de nuestramérica Elicura Chihuailaf 3reafirma la defensa del pueblo mapuche.

En la cosmovisión de  los pueblos originarios la humanidad y la tierra constituyen unicidad, la ternura es inexorablemente una defensa. Enuncia que “ante el atropello y la violencia hacia la madre tierra y la  cultura ancestral, la lucha mapuche es una lucha por la ternura”. 4

Las obras  de Elicura ( "piedra transparente" mapudungun (lüg: «transparente», kura: «piedra») son faros propiciatorios de ternuras que incluyen el respeto por la naturaleza, lagos y cielos, justicia social y culturas ancestrales, mariposas y árboles, respeto y reconocimiento, ruiseñores y piedras.

Piedra

Las piedras tienen espíritu
dice nuestra Gente
por eso no hay que olvidarse
de Conversar con ellas
Hay piedras positivas
que las Machi / los Machi ponen 
-para que dancen- 
en sus Kultrun
Y hay piedras negativas 
que brillan como vidrios 
y sólo dan sombras de luz.

(Sueños de luna azul 2008)

Kura

Kura nike pvllv
feypikey taiñ pu Che
fey mew
guyu gekelayay
ñi Gutramkangeael feyegun
Mvley kumeke kura
ta pu Machi tukukey
-purukemu-
ñi Kultrug mew
Ka mvley wezakekura
Wilvfvke fizrio
Reke kare llawfeñ pelom wvlkey.

*En el artículo Pedagogías pandemiales entre el cuidado y la ternura (Parte 1)  se compartieron también los sentidos de la ternura en el legado martiano. En esta nueva oportunidad invitamos a profundizarlas.

José Martí (La Habana 1853, Dos Ríos 1895)  quien  luchando entre las crueldades de la colonia,  las urgencia de la independencia cubana y al mismo  tiempo los despiadados riesgos de la continuidad colonial con otro país opresor, sentó bases sólidas políticas y educativas que hoy adquieren plena vigencia.

Alentaba a convidar ternura y ciencia, aprender agricultura en el campo rescatando y revalorizando las experiencias directas revalorizando el saber reflejado en las manos campesinas. Planteaba la necesidad de promover la educación como un acto de ternura.
Resuenan sus palabras como ecos en territorios disímiles y en tiempos pretéritos y “porvenires”:

 “La enseñanza, ¿quién no lo sabe? es ante todo una obra de infinito amor (..) porque quien dice educar ya dice querer” 5.

En pleno siglo XXI el libro “Pedagogías de la ternura” (2000), las autoras Lidia Tuner Martí (Santiago de Cuba 1934) y Balbina Céspedes, señalan que en el pensamiento  de José Martí, 6 se  sitúa al ser humano en el contexto histórico-social en que vive, su felicidad no se completa sino dentro de la sociedad y en su contribución a su transformación y mejoramiento. Saber para transformar colectivamente.

Ambas autoras retoman algunos postulados martianos relacionados con su acervo pedagógico:

* Los niños saben más de lo que parece. * Lo que importa es que el niño quiera saber. *No se sabe bien sino lo que se descubre.  * Que la escuela sea sabrosa y útil!

Se preguntan las autoras  ¿Qué querría expresar José Martí hace más de un siglo cuando habló de escuela “sabrosa y útil”?

Enumeran algunas coincidencias que encontraron a partir de cuidadosas investigaciones en diálogo con niños y niñas de diferentes territorios de nuestramérica.

“Sentirse bien en comunicación con los otros estudiantes, que se les tome en cuenta en la toma de decisiones, el sostener con los maestros un clima amistoso y de comprensión mutua; el tratar temas interesantes vinculados a la vida y al futuro; el aprender a entender lo que pasa alrededor y a transformar;  el interrelacionar más la familia, el hogar con la escuela y los maestros” .

Y concluyen: “Aún tenemos que seguir trabajando para que sus sueños se hagan realidad. Les hemos enseñado a pensar y ahora ellos tienen sus necesidades y su derecho a hacerlo”.

La pedagogía de la ternura como posición que contribuye a elegir gestos y palabras, proyectos y propuestas  que construyen, incluso donde aniden críticas fundamentadas. La ternura  puede ser un bello y contundente tamiz para planificar propuestas pedagógicas es decir elegir y concretar, prever y fundamentar, también para evaluar. Como así también a seleccionar contenidos a enseñar y sus formas de abordaje, incluso elección y/o elaboración de material didáctico (cuidado, dignificante y significativo), optar por fuentes rigurosas para consultar o realizar investigaciones o encontrar respuestas a propuestas de trabajos en diferentes formatos. Presencia de ternuras en cada decisión pedagógica, entendida ésta en el despliegue de todos los sentidos mencionados no encorsetada/desvirtuada en lo angelical, en la infantilización, en la romantización y en la ingenuidad.

Este tiempo pandemial constituye una oportunidad para profundizar la pedagogía de la ternura,  desde el quehacer docente, cada día todos los días. Un desafío y una invitación al mismo tiempo a escribir y compartir aquello que ya venimos desarrollando en las aulas a la hora de enseñar, que incluye  construcción de conocimientos entre los pliegues y despliegues del   cuidado y la ternura.

3. Entre pliegues y despligues .

En este segundo convite compartimos  más  pliegues  de significados  que anidan en la palabra cuidar y el binomio cuidar/pensar. Sin dudas  encontraremos otros, porque la palabra cuidar se conjuga entre  maestras y maestros que crean y recrean, cada día todos los días.

Cuidar es construir urdimbres y tramas, es desplegar pedagogías de las ternuras. Tejer ternuras en tiempos pandemiales ha sido un acto de rebeldía. Las maestras y los maestros  continuaremos ternureando  porque para cada docente lo humano no es ajeno. Y recibiremos a nuestras y nuestros estudiantes con los brazos abiertos en las aulas que seguramente avanzarán hacia una propuesta de modalidad dual (contemplando los diferentes niveles: inicial, primaria, media y superior) superando las discusiones superficiales entre virtualidad/presencialidad, encontrando soluciones complejas a problemas complejos. Aulas genuinas y cuidadas. Ni pétreas, ni arcaicas; ni mediáticas, ni estigmatizadoras, ni mercantilistas, ni improvisadas. Aulas dignas y dignificantes.

Lo contrario a cuidar es abandonar, desatender y olvidar. Cuidar implica memoria.  Opuesto a cuidar, es descuidar, dejar a la deriva a las infancias y a las familias entre las tempestades que producen ésta y otras pandemias, como los sistemas que sostienen modelos de segregación y vulnerabilidad de derechos.

Los primeros umbrales del nuevo año 2021 nos  llevan a cuidar/pensar y cuidarnos/pensarnos para caminar con urgencia tan paciente como cotidiana, hacia una humanidad más justa, menos consumista, más solidaria menos egoísta, más respetuosa de las diferencias, menos hegemónica, más constructora de saberes y experiencias, menos desinformada más reflexiva, menos depredadora,  más cuidadosa y respetuosa de la naturaleza (tierras, cielos y mares).  Una humanidad   humana y humanizante.

 

Bibliografía-Webgrafía :

*Aprender la condición humana, Pedagogía de la ternura, Cussianovich Alejandro, Instituto de Formación de Educadores de Jóvenes, Adolescentes y Niños Trabajadores de América Latina y el Caribe ( 2010) 
http://otrasvoceseneducacion.org/archivos/289498

*Pedagogía de la ternura , Lidia Turner Martí y Balbina Céspedes,(2002)  Editorial Pueblo y Educación, Cuba.

*El maestros ambulante, José Martí y las pedagogías nuestroamericanas
(2016)  Giller Diego, Imen Pablo, Cardona Diana, Ouviña Hernán, Vergara
Mercedes. Ediciones del Centro Cultural de la Cooperación,  Bs As

*Simón Rodriguez y las pedagogías emancipadoras de Nuestra América(2013)
Wainsztok Carla, Durán Maximiliano, Cardona Diana, Ouviña Hernán Imen
Pablo, Centro Cultural de la Cooperación, Bs As

*De Simón Bolívar a Paulo Freire, Educación para la integración iberoamericana,
(2015) Adriana Puigrós, Colihue, Bs As

* Programa “La belleza del pensar” (2003) Conversaciones con Cristian Warnken
 Entrevista a Elicura Chihuailaf
https://www.youtube.com/watch?v=xMySm4TBpNU

* Programa “Ojo con el libro” ( 2016) Conducción Pablo Mackenna
Entrevista a Elicura Chihuilaf 
 https://www.youtube.com/watch?v=mekh5jlVFO8

Como citar:

Guijarrubia, P. (2021). Pedagogías entre los cuidados, las ternuras y las esperanzas Revista Iberoamericana de Docentes https://revistaib.com/blogrevistaib/ternuras  

2Pedagogo y  maestro  peruano destacado defensor de los derechos de las infancias y los jóvenes, promoviendo su protagonismo en organizaciones sociales.

3Escritor, poeta y oralitor  mapuche nacido en Quechurehue, provincia de Cautín, Chile en  1952  quien ganó  el premio Nacional de literatura de Chile, 2020. Su obra es principalmente bilingüe, en mapudungun y español.

4 Programa “La belleza del pensar” (2003) Conversaciones con Cristian Warnken Entrevista a Elicura Chihuailaf https://www.youtube.com/watch?v=xMySm4TBpNU,

5Citado en El maestro ambulante y las pedagogías nuestramericanas ( 2016) pag 53

6Para conocer la biografía de José Martí se puede indagar un capítulo de la Serie “Maestros de América”.  El ciclo busca renovar el debate sobre las pedagogías latinoamericanas desde un abordaje profundamente humano, y sin renunciar a la complejidad. y contradicciones propias de personalidades que, desde diferentes perspectivas, se comprometieron activamente con la causa de la Patria Grande. Producido por el Laboratorio de Medios Audiovisuales de la Universidad Pedagógica, para la Organización de Estados Iberoamericanos para la Cultura y la Educación (OEI), la UNIPE y Canal Encuentro

El dibujo  es Laura Jaite,  argentina, la obra se denomina Ternura y la técnica es mixta.

Modificado por última vez enJueves, 18 Febrero 2021 10:22