¿Una pandemia adicional? Percepción psicosocial ante la COVID-19 en la comunidad escolar

  • Publicado en Blog

Avila Sotomayor Ulises Hermilo; Euán Vázquez Margarita Concepción; Sánchez Ramos Rodolfo Alberto
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.; Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. ; Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
México

Comunidad de educadores de la Red de Docentes IB

La pandemia por COVID 19 es transmitida por el virus SARS-CoV-2 (síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2); en México los primeros casos se detectaron a finales de febrero de 2020. El COVID-19, ha traído al mundo una crisis sanitaria, económica y social; a partir del 23 de marzo, la educación se vió transformada de manera abrumadora mutando de una Educación pública netamente presencial a otra totalmente a distancia, haciendo más notoria la brecha digital, transformando las formas de aprender y de enseñar y despertando una diversidad de percepciones psicosociales. En este artículo describimos los resultados sobre percepción psicosocial ante el COVID 19 de la comunidad educativa de la Educación Media Superior pública en México, a mes y medio del confinamiento, que ofrece un indicador de lo que está sucediendo con la salud mental de los jóvenes, siendo un llamado para la atención emergente de este sector educativo.

Palabras clave: Educación, Percepción psicosocial, Covid 19, Salud pública

Descargar PDF

Versión en PDF

Introducción

La Educación es clave en el desarrollo humano, “cuando las personas pueden acceder a una educación de calidad pueden escapar al ciclo de pobreza” (ONU, 2016, p.1); tan importante como la Educación de calidad es el aseguramiento de la Salud, tal como lo establece la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, epidemias como la que hoy vivimos en el mundo disminuyen el acceso a los servicios de salud que son indispensable para llevar una vida sana; antes de la pandemia por COVID – 19, los informes de avances con referencia a una Educación de Calidad de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, presentaban algunos avances, sobre todo en la proporción de niños y jóvenes que no asistían a la escuela, pero remarcaba la persistente desigualdad en todas las regiones. Solamente en la Educación Media Superior 1(EMS) en México, comunidad educativa que se aborda en este artículo, presenta ya una deserción notable en el ciclo escolar 2019- 2020 recién concluido.

El informe de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible 2020 afirma, que todos los objetivos planteados antes del COVID 19 se verán afectados seriamente por la pandemia en el mundo, de tal manera que dentro de los efectos que ya se perciben en lo que refiere a educación se encuentra la deserción escolar, así como el hecho de que los cierres de las escuelas como medida de mitigación dejó sin escolarización al 90% de los estudiantes en el mundo revirtiendo años de progreso en educación, aunado a que las estrategias de educación a distancia no son accesibles para cerca de 500 millones de estudiantes a nivel mundial, situación que en los países latinoamericanos como México es mucho más notoria, sobre todo en los entornos rurales. Las dificultades emocionales de los jóvenes se ven incrementadas por el estrés en el ámbito familiar, el aislamiento social, los cambios en la educación y la inseguridad sobre el futuro; todo esto ocurre en momentos críticos de su desarrollo físico y emocional y en algunos casos, se suma a un aumento de los abusos que padecen (ONU,2020, p.3). México enfrenta la pandemia en condiciones vulnerables con alto índice de diabetes y enfermedades cardiovasculares, precariedad laboral, problemas de acceso al agua y de hacinamiento, y múltiples brechas de acceso a los derechos sociales, como salud, alimentación, educación y vivienda (CONEVAL, 2020).

Nos encontramos en una pandemia por un virus hasta hace poco totalmente desconocido y del cual aún falta mucho por aprender, que hace percibir enfrentar lo prácticamente desconocido. El miedo parece una consecuencia casi segura de la cuarentena masiva. Es probable que la cuarentena masiva aumente la ansiedad sustancialmente, por muchas razones como el hecho de que el confinamiento implica que autoridades consideran la situación grave y que puede empeorar, significa una pérdida de control y una sensación de estar atrapado, agregando el impacto de los rumores (BMJ,2020). 

“La salud mental tiene un gran valor intrínseco, dado que guarda relación con el elemento central de lo que nos hace humanos: la forma en la que interactuamos, estamos en contacto, aprendemos, trabajamos, sufrimos y somos felices” ( Naciones Unidas, 2020,p.6). A medida que la pandemia persiste, a ocho meses de haberse iniciado en México (la Secretaría de Salud detectó los primeros casos en febrero de 2020); los expertos de la salud en el mundo y la Organización Mundial de la Salud, hablan de otra pandemia, la pandemia de Salud Mental que generará el confinamiento y la crisis de salud pública. Los efectos psicológicos, sociales y neurocientíficos del Covid-19 están siendo explorados en las diferentes partes del mundo (Gaceta Médica, 2020). Uno de los efectos más percibidos es la ansiedad por la salud, que ocurre cuando algunos cambios o sensaciones corporales son interpretados como síntomas de alguna enfermedad. En el contexto de la pandemia de COVID-19, las personas con altos niveles de ansiedad por la salud son susceptibles de interpretar sensaciones corporales inofensivas como evidencia de que se encuentran infectados, lo que incrementa su ansiedad, influye en su capacidad para tomar decisiones racionales y en su comportamiento (Jeff, 2020, p. 328). Antes de la aparición del COVID-19 las estadísticas de Naciones Unidas sobre trastornos mentales ya mostraban un panorama complejo entre los que destacan: la depresión que afecta a 264 millones de personas en el mundo; alrededor de la mitad de los trastornos mentales empiezan a partir de los 14 años; el suicidio es la segunda causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años; más de 1 de cada 5 personas que viven en situaciones de conflicto tiene un trastorno mental. La salud mental es una de las esferas más desatendidas (2020, p.6-7).

La percepción es “el resultado del procesamiento de información que consta de estimulaciones a receptores en condiciones que en cada caso se deben parcialmente a la propia actividad del sujeto” (Arias,2006,p.2). Existen diversas percepciones psicosociales como el miedo, la ira, la angustia, el enojo, el estrés, la angustia, el cansancio, la soledad entre muchas otras, que son percibidas de manera diferente por cada persona. Las percepciones psicosociales que se han despertado ante esta crisis mundial son diversas y muchas veces inaceptables en los ámbitos familiares por los diversos constructos sociales, donde incluso pedir el apoyo psicológico es cuestión de locos, situación que hace más difícil detectarlas y tratarlas. La salud mental y la educación se han visto impactados por la pandemia y es prioritario ocuparse de esos dos elementos de manera emergente. Muchas de las consecuencias asociadas a la pandemia son en sí mismas factores de riesgo clave para los problemas de salud mental. Estos incluyen suicidio y autolesiones, abuso de alcohol y sustancias, juegos de azar, abuso doméstico e infantil y riesgos psicosociales (como desconexión social, falta de significado o anomia, acoso cibernético, sentirse agobiado, estrés económico, duelo, pérdida, etc. desempleo, falta de vivienda y ruptura de relaciones) (Gaceta médica, 2020). El seguimiento de las percepciones psicosociales y la intervención temprana deberían ser prioridades importantes como medidas para protegerse contra problemas de salud mental más fuertes que pueden llegar hasta el suicidio. Miles de jóvenes se han aislado desde el inicio de confinamiento, agregando vulnerabilidad y haciéndolos más susceptibles a sufrir diversos trastornos. En nuestro país según cifras del INEGI 2020 el 36.8% (11.3 millones) de la población son jóvenes que cuentas con edades entre 15 y 19 años; de los cuales 5,544,608 se encuentran cursando la EMS, de acuerdo con datos de la Subsecretaría de Educación Media Superior (SEMS) en México del ciclo escolar 2019 – 2020, cifra que ya muestra deserción escolar con respecto a la matrícula escolar del año 2019 donde la matrícula fue de 5,608,220. Muchas pueden ser las causas de la deserción escolar en la EMS, pero gran parte de esta podría ser uno de los efectos de la pandemia que se vive, ¿cuántos desertaron por problemas de salud mental? ¿cuáles son los efectos en la salud mental de los jóvenes y en general de la comunidad escolar?

Desarrollo

A tres semanas de haber iniciado en México la estrategia de Educación a distancia, como consecuencia de las medidas sanitarias implementadas por el Gobierno para disminuir el impacto de la pandemia, diseñamos y aplicamos una encuesta dirigida a directores de escuelas de Educación Media Superior ubicadas en los entornos rurales del país (Ávila et al, 2020) con el propósito de conocer como habían implementado la estrategia de abordaje a distancia y los problemas a los que se enfrentaban en sus comunidades educativas. Los resultados de esta primer encuesta documentan la brecha digital persistente e indican que el principal problema al que se enfrentan las comunidades educativas es a la falta de recursos tecnológicos y monetarios de sus alumnos, en esta encuesta no se identificaron las percepciones psicosociales de la comunidad educativa, por ello a seis semanas (finales de mayo de 2020) de haberse implementado la estrategia a distancia, y con el propósito de identificar la percepción psicosocial ante el COVID 19 de la comunidad educativa de la Educación Media Superior pública (alumnos, docentes, personal administrativo y de apoyo, y directivos) diseñamos una nueva encuesta (adaptada para la EMS), ya que a nivel de la SEMS tampoco se contaba con datos sobre los efectos psicosociales en las comunidades escolares que al día de hoy a pesar de contar ya con una deserción considerable no se han documentado. En los planteles de EMS existe un área de orientación vocacional y del programa Construye T para habilidades socioemocionales. Sin embargo, no se ha prestado atención al diagnóstico y atención de la salud mental de las comunidades educativas; tal como se hace en las gestiones de atención psicológica brindadas en algunos municipios.

 


Tabla 1 Datos generales de la muestra. Fuente: elaboración propia.

La encuesta la adaptamos para la EMS, considerando como base la del Proyecto Percepción Covid 19 México 2, la diseñamos en Google Forms, que es un software de administración de encuestas que se incluye en el paquete de software Google Docs que permite recopilar información de los usuarios a través de encuestas. La distribuimos por medio de la red social WhatsApp, para ello contactamos a los directores de planteles estatales y federales de EMS del país que colaboraron en su distribución en sus comunidades educativas (alumnos, docentes, personal administrativo y de apoyo, directivos). La respuesta a la encuesta estuvo limitada en cuanto a que podía ser respondida por quienes tuvieran disponibilidad para hacerlo y acceso a un dispositivo electrónico con internet, que fue el medio disponible para obtener información ante la contingencia. Está dividida en 6 secciones, que son las siguientes: 1. Datos generales, 2. Percepción ante el coronavirus, 3. Conocimiento sobre la covid, 4. Fuentes de información sobre el coronavirus, 5. Actitud ante la pandemia, 6. Opinión sobre el manejo de la pandemia.

Resultados

Se lograron recopilar datos de los 32 estados del país, con mayor respuesta de los estados de Oaxaca y Tlaxcala. De la muestra de 3716 miembros de las comunidades escolares de planteles ubicados en entornos rurales que atendieron la encuesta, la gran mayoría fueron jóvenes entre los 15 y 20 años, de los cuales el 61.5% se encuentra en el rango de edades de 15 a 17 años y un 12.8% entre los 18 y 20 años de edad. En su gran mayoría la encuesta fue respondida por alumnos.

Las percepciones psicológicas y sociales que son preponderantes en las comunidades escolares de la EMS de los entornos rurales y que deben ser prioridad de atender en nuestras escuelas son la preocupación, el estado de alerta, la ansiedad, la incertidumbre, el aislamiento, el estrés, el miedo, el cansancio, la inquietud, la curiosidad, la tristeza, el temor, la tensión y el enojo principalmente. La preocupación es el efecto psicosocial más persistente, presente en el 23.7% de los encuestados.


Gráfica 1 Percepción psicosocial ante el Coronavirus. Fuente: elaboración propia.

Al cuestionamiento específico sobre el nivel de ansiedad que genera la pandemia en la comunidad escolar (Gráfica 1), un 35.8% asegura encontrarse en un nivel 3: regular de ansiedad, lo cual es un factor de riesgo para la salud mental puesto que el 72.5% de los encuestados asegura estar en niveles de ansiedad que van de regular a muy alto (Gráfica 2). Los niveles de alerta de la Comunidad educativa (Gráfica 3) ante el COVID 19, también son altos un 87.9% de los encuestados se encuentra con niveles de alerta que van de 3. regular, 4. alto y 5. muy alto, lo que constituye otro factor de riesgo que debe de ser considerado y alertar sobre el estado de salud mental de la población escolar sobre todo la de los jóvenes que son quienes mayormente respondieron la encuesta. Este escenario con altos niveles de ansiedad, preocupación, alerta, estrés, miedo, cansancio, inquietud, curiosidad, tristeza, temor, tensión y enojo son indicadores de lo que está sucediendo con la salud mental en las comunidades educativas, sobre todo en los jóvenes que cursan la EMS. El 99.92% de los encuestados identifican al Coronavirus como un virus cuya infección provoca una enfermedad que puede ser mortal, pero existe un 0.08 % que aseguran no saber del mismo. Afirman estar muy informados sobre el coronavirus, sólo el 6.1% considera no estarlo; en cuanto a la claridad de la información que poseen el 19% considera que es poco o nada clara, un 15% asegura estar entre poco y nada informado; sin embargo, en contraste con que aseguran contar con información, clara, útil y suficientemente informados, el 80% se siente confundido (Gráfica 4). En cuanto al origen de la información que las comunidades escolares de EMS poseen sobre el COVID 19, el 63.7% asegura haberla conseguido a través del internet (sin determinar si son fuentes confiables o no) y únicamente el 33% de fuentes oficiales (en México desde el inicio de la pandemia se realizan desde Palacio Nacional transmisiones informativas diarias de la Secretaría de Salud).


Gráfica 2 Nivel de ansiedad que genera la pandemia por Coronavirus en la Comunidad educativa


Gráfica 3.Estado de alerta ante el Coronavirus. Fuente: elaboración propia

Con respecto a la actitud que han asumido ante esta pandemia, el 91.9% ha tomado medidas de protección, pero lamentablemente aún un 8.1% requiere sensibilización al respecto. Finalmente, el 62% de la muestra considera que el manejo de la pandemia está bajo control.


Gráfico 4. Información que poseen con respecto al COVID 19. Fuente. Elaboración propia.

Conclusiones

Concluimos que las percepciones psicosociales predominantes en las comunidades educativas de EMS en México son la preocupación, el estado de alerta, la ansiedad, la incertidumbre, el aislamiento, el estrés, el miedo, el cansancio, la inquietud, la curiosidad, la tristeza, el temor, la tensión y el enojo. De ellas la preocupación, el estado de alerta y la ansiedad o angustia psicológica, la incertidumbre, el aislamiento, el estrés y el miedo son las percepciones psicosociales más presentes entre la comunidad escolar.

La falta de convivencia, el aislamiento, el cierre de escuelas y el distanciamiento, medidas tomadas por el Gobierno de México para reducir los contagios por COVID 19 afectan la vida cotidiana, por lo que es natural sentir estrés, ansiedad, miedo, soledad entre muchas otras emociones; sin embargo, deben de ser diagnosticadas y tratadas por expertos para evitar mayores complicaciones en la salud mental. La gran desinformación e información errónea que existe en nuestro país con respecto al coronavirus, es coincidente con los niveles de confusión que presenta la comunidad educativa, aun cuando aseguran contar con suficiente información y estar bien informados.

Considerando que la encuesta se aplicó a seis semanas, es decir, mes y medio del confinamiento en México, y hoy encontrarnos a 7 meses del mismo, se deben tomar medidas en materia de salud mental (que no se han contemplado) para la atención de las comunidades escolares. Lo cual implicaría establecer acuerdo de colaboración con instancias como los DIF Municipales para la canalización, tratamiento y seguimiento de expertos, el aprovechamiento del personal experto en psicología que existe en algunos planteles y su posible contratación al ser una necesidad extendida, establecer canales escolares para atención y canalización a través de los tutores, responsables de orientación vocacional y/o ConstruyeT. Esto como medida inmediata sin descartar su canalización a otras instancias que en época de pandemia resultaría más complicado y más distanciada su atención.

Lo cierto es que la salud mental de la comunidad escolar, principalmente la de los alumnos, está siendo afectada por la pandemia y no existen los canales de diagnóstico y atención que a nivel superior se ha logrado establecer.

En cuanto a información disponible es indispensable que desde las escuelas se fomente con mayor énfasis y continuidad la consulta a fuentes confiables, como la escuela, las autoridades de salud locales, estatales y nacionales y la Organización Mundial de la Salud, que propicien que las comunidades educativas cuenten con información válida y confiable. Existen diversos estudios por parte del Nivel Superior sobre las condiciones de salud mental en el sector educativo de la Media Superior, sin embargo, estos no llegan a quienes dictan las políticas públicas del Sistema Educativo de nuestro país.

Tal como lo aseguran las Naciones Unidas, se necesitan medidas emergentes para prevenir los efectos de la pandemia en la salud mental de los más jóvenes; por lo que, sigue siendo una deuda para la EMS la consolidación de un programa de atención psicológica para alumnos, personal administrativo y directivos.

Referencias

Arias Castilla Carmen (2006). Enfoques teóricos sobre la percepción que tienen las personas. Horizonte Pedegóg. V.8, No1
Avila S. Ulises, Euán V. Margarita, Sánchez R. Rodolfo (2020). Retos en el abordaje de la estrategia de aprendizaje a distancia  en los entornos rurales de México. Mayo 8 de 2020. Consultado en:
http://formacionib.org/noticias/?Retos-en-el-abordaje-de-la-estrategia-de-aprendizaje-a-distancia-en-los
BMJ (2020). Los efectos psicológicos de poner en cuarentena una ciudad . (Publicado el 28 de enero de 2020). Consultado en
https://www.bmj.com/content/368/bmj.m313  
CONEVAL (2020). La política social en el contexto de la pandemia por el virus SARS-CoV-2 (COVID-19) en México. Consultado en:
https://www.coneval.org.mx/Evaluacion/IEPSM/Paginas/Politica_Social_COVID-19.aspx
Gaceta Médica (2020). Salud Mental: ¿La próxima pandemia?. Mexico. Abril de 2020. Consultado en:
https://gacetamedica.com/investigacion/salud-mental-la-proxima-pandemia/
INEGI (2020). Estadísticas a propósito del día internacional de la juventud (12 de agosto) datos nacionales. Consultado:
https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/aproposito/2020/Juventud2020_Nal.pdf
Jeff Huarcaya-Victoria (2020). Consideraciones sobre la salud mental en la pandemia de covid-19.Rev Peru Med Exp Salud Publica. 2020;37(2):327-34.
Naciones Unidas (2020). Informe de políticas de las naciones unidas: la covid-19 y la necesidad de actuar en relación con la salud mental. 13 de mayo de 2020. Consultado en:
https://www.un.org/sites/un2.un.org/files/policy_brief_-_covid_and_mental_health_spanish.pdf
ONU (2020). Informe de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2020.
Consultado en https://unstats.un.org/sdgs/report/2020/The-Sustainable-Development-Goals-Report-2020_Spanish.pdf
ONU (2016). Objetivos de desarrollo sostenible: 3Salud y bienestar: Por qué es Importante. Consultado en:
https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/wp-content/uploads/sites/3/2016/10/3_Spanish_Why_it_Matters.pdf
ONU (2016). Objetivos de desarrollo sostenible: 4. Educación de calidad. Por qué es importante. Consultado en:
https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/wp-content/uploads/sites/3/2016/10/4_Spanish_Why_it_Matters.pdf
 


1 En México la Educación Media Superior pública atiende a jóvenes entre 15 y 18 años, distribuidos en planteles estatales, federales y bachilleratos de universidades públicas autónomas estatales.

2 Proyecto Percepción Covid 19 México consultado en Octubre 16 de 2020. Disponible en https://percepcioncovid19mexico.wordpress.com/proyecto/

Modificado por última vez enDomingo, 25 Octubre 2020 04:22